BlogBlog

Cambiar algo, por muy pequeño que sea, para resolver un gran problema

Si repetimos una y otra vez la forma de actuar ante una situación que no funciona, no podemos esperar que el resultado final sea distinto. Sin entrar a valorar si la historia es al 100% como se cuenta, Edison para inventar la bombilla intento más de 1000 veces que su invento funcionara hasta que lo consiguió. La clave del éxito, en cada una de esas más de 1000 veces es que introdujo matices diferentes hasta conseguir el objetivo que se había marcado. “No son fracasos, he conseguido saber 1000 formas de cómo no se debe hacer una bombilla” Esa es la actitud y la forma de encarar un problema cuando algo no funciona.

Cuando hablamos de la informática que se ve en las empresas o de aquellos conceptos que son de sobra conocidos por casi todos, nos encontramos con algunos problemas, llamémosle básicos, a los cuales por regla general no le damos importancias pero que o se solucionan de forma rápida y tajante o pueden traer consecuencias a la economía de la empresa:

Continuar leyendo

Y ahora ¿Qué? La informática y la post pandemia

La informática no se crea ni se destruye, solo se transforma. Y en tiempos de Covid, ¿más de lo mismo? Si, pero evolucionando con los tiempos.

Microsoft ha publicado un estudio a La Economist Intelligence Unit que establece un nexo directo entre la madurez digital de las organizaciones y su capacidad para superar los efectos de la crisis: Cuanto más avanzadas están las empresas en su transformación digital, más rápido son capaces de recuperar su actividad y preparar a sus empleados.

El estudio pone de manifiesto el interés en todos los sectores por involucrar y conectar a las personas entre sí, con su trabajo y con un objetivo común. De esta forma, cuanta más conectividad, más posibilidad de llegar a ellos tienes. La mayoría de las empresas afirman que la pandemia ha evidenciado la necesidad de contribuir de forma más decidida por el bien de la sociedad en su conjunto.

Continuar leyendo

La informática no descansa, también trabaja cuando tu no lo haces

Fines de semana, días festivos, horas no productivas, turnos, etc… Tiempo donde se puede pensar que tu empresa duerme. Que no es productiva. Nada más lejos de la realidad. Hemos insistido mucho en publicaciones anteriores de la importancia de la prevención en todos los ámbitos empresariales donde la informática está incluida. Y en muchas ocasiones ocurre que cuando todos descansan, la informática aprovecha para tener todo preparado para una nueva jornada de trabajo. Copias de seguridad, mantenimiento de hardware, ajustes en el software, trabajos programados y automáticos que nos permitirán mantener la calidad en el trabajo que realizamos. Repetimos, en muchos casos hablamos de prevención.

También hablamos de prevención cuando, en el funcionamiento normal de las empresas, se trabaja para que todo funcione normalmente. Que parezca que no se hace nada, aunque lo sea todo.

Continuar leyendo

Cuando la informática está por encima de la ciencia

La pregunta es simple, ¿Qué es la informática? Podríamos hablar de forma técnica y cometer el error de no comunicar nuestra experiencia en el sector, aunque vamos a ser más básicos y mezclar dos palabras: información y automática. La informática es una ciencia y una de las descripciones que existen dice que “Es la Ciencia que estudia el Tratamiento Automático de la Información”. Como descripción de la informática si estuviésemos en 1980 no estaría mal, pero hoy en día la informática va mucho más allá, aunque la misma siga siendo una ciencia.

No existe realmente una definición única y universal de lo que la informática es, quizá porque se trata de una de las ciencias de desarrollo más vertiginoso y desenfrenado. La informática como disciplina tiene que ver con el procesamiento automático de la información a través de dispositivos electrónicos y sistemas de la información.

La informática puede ser vista desde un nivel superior, como una ciencia de resolución de problemas. Los informáticos deben ser expertos en problemas de modelado y análisis. También deben ser capaces de diseñar soluciones y verificar que son correctas. La resolución de problemas requiere precisión, creatividad y un razonamiento cuidadoso. La informática también tiene fuertes conexiones con otras disciplinas, por eso tiene una amplia gama de especialidades.

Continuar leyendo

Cuando la informática en las empresas no es una opción y si una obligación

Trabajar, trabajar y trabajar. ¿No nos olvidamos de una parte importante para trabajar bien? La organización y las herramientas que nos ayudan a trabajar no solo bien, sino muy bien. Hay es donde entran las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) que han transformado la manera en que las empresas trabajan. Mejorar la productividad y la competitividad automatizando los precios, tomando mejores decisiones, etc…

Esta es una tarea que le corresponde al responsable IT, ya sea interno, o como recomendamos desde TecnoServices, un consultor externo trabajando para las empresas, quien debe proveer los sistemas informáticos que se necesitan. Pero ¿tan importante se torna en la actualidad este trabajo? Te ayudamos a entenderlo.

Continuar leyendo

Inteligencia informática o informática emocional

Una de las diferencias entre los empresarios sobresalientes y los mediocres reside en el ámbito de las competencias emocionales.

Nuestra inteligencia emocional determina la capacidad potencial que dispondremos para el aprendizaje de habilidades prácticas basadas en uno de los siguientes cinco elementos: empezar por uno mismo, la capacidad de control, la empatía y el concepto de relación. En el mundo de la informática, estas habilidades están relacionadas entre ellas.

  • Empezar por uno mismo

Es uno de los aprendizajes más importantes. El empresario, dueño o jefe de una empresa debe tener claros los objetivos que quiere conseguir, tanto a nivel individual como colectivo. Debe trabajar tres puntos (competencias) claves:

Conciencia emocional: La capacidad de reconocer el modo en que nuestras emociones afectan a nuestras acciones y la capacidad de utilizar nuestros valores como guía en el proceso de toma de decisiones.

Continuar leyendo

¿Qué precio tiene la seguridad informática de tu empresa?

Las empresas, cuanto más pequeñas, más riesgo existe, son una diana para todos aquellos que se dedican a ciber-atacar con propósitos, ya lo adelantamos, nada beneficiosos para ellas. Las consecuencias pueden ser catastróficas, económicamente hablando, como de reputación. Por lo tanto, y aquí volvemos a incidir en uno de nuestros temas estrella, elegir un software de seguridad informática, es capital, y el precio de este, importante por supuesto, no puede ser un freno, ya que se trata de proteger los datos de tu negocio.

Somos conscientes de los obstáculos a los que una empresa pequeña hace frente económicamente, y más en estos tiempos que nos ha tocado vivir. Si a esto le añadimos las dificultades que presenta desglosar el precio de las opciones a comprar, puede llegar a ser una autentica película de terror.

Vamos a intentar dar un poco de luz.

Continuar leyendo

El éxito y los tres conceptos que llevan a la empresa a conseguirlo

Eficacia, eficiencia y productividad, tres conceptos claves en las empresas independientemente del tamaño que tenga o del número de empleados con los que cuente.

Como hemos comentado en publicaciones anteriores, establecer y alcanza una meta empresarial es clave para el éxito de esta. Si sabemos que queremos, tenemos mucho camino recorrido. De eso trata la eficacia, de alcanzar las metas que nos hemos propuesto.

Para conseguir todo lo anteriormente expuesto, hay que tener en cuenta el cómo lo vamos a conseguir. Los recursos son aquello en lo basamos nuestro trabajo. Y si estos son aquellos que necesitamos para llegar a nuestro objetivo, ni más ni menos, los que necesitamos, estamos hablando de eficiencia.

¿Y a que nos referimos cuando hablamos de productividad? La productividad es el indicador que nos va a medir la eficiencia. Es decir, nos mide la producción que estamos obteniendo con los recursos que estamos utilizando para llegar a nuestro destino. Y no descubrimos nada si postulamos que siempre hay que buscar la máxima productividad con los recursos de los que disponemos. Y estos no siempre tienen que ser, por un tema claro de costes, aquellos que necesitamos.

Continuar leyendo